Todas las verdades son relativas (pero las mentiras son absolutas)

Los corruptos que están en el poder nos quieren asesinar, y lo están haciendo lentamente. Nos han suprimido TODOS los derechos humanos dizque para protegernos de un virus que ha atacado al 0.06% de la población. No hay PANDEMIA, una pandemia tiene que afectar a la MAYORÍA de la población, no al 0,06% de la población, el restante 99,994% permanece saludable.

No hay ninguna razón médica ni científica para encerrar a los sanos por temor a que se contagien de un 0,006 de enfermos. ¿No sería más fácil y efectivo aislar a este 0,006 de enfermos que encerrar a todo el mundo?

La cámara de gas moderna es una mascarilla que nos está envenenando lentamente. Han puesto a la gente a usar mascarillas para que no pueda respirar y vuelva su sangre ácida y se envenene lentamente. Llega menos oxígeno al cerebro, ya hay por los menos dos casos en el mundo de personas con mascarillas que se han desmayado conduciendo y perdido la vida, al igual que jóvenes haciendo ejercicio con mascarillas que han caído muertos. La mascarilla es inútil y peligrosa, la gente respira y concentra sus propios virus, altera su sistema fisiológico volviendo la sangre ácida, pues colapsar y morir con el uso continuo de una mascarillas que además es el símbolo de su propia sumisión al sistema. No sabe las razones que hay detrás de la imposición de las mascarillas y cómo no protegen, sino que por el contrario, pueden enfermar y matar.

  • Millones de años de evolución de un ser SOCIAL están siendo destruidos para matarnos por la piel, por la vista, por las emociones, nos están impidiendo hacer TODO lo que nos hace humanos y lo que SUBE nuestras defensas: el cariño, la risa, la proximidad, el tacto, las reuniones de grupo, ¡nos están mutilando como seres humanos y nosotros lo estamos permitiendo!
  • El encierro tiene como fin bajar nuestras defensas físicas y psicológicas. No se debe encerrar a los sanos sino aislar a los enfermos. El estado usa la excusa del virus para tomar medidas dictatoriales, de guerra, y, ¿saben qué? LA GUERRA no es contra el virus, es contra nosotros mismos. ¡Nos están arruinando la vida, robándonos la libertad, el derecho a ser felices, nos bombardean con propagandas de muertes infladas para aumentar el temor y el estrés, nos manipulan!

Ahora nos hemos convertido en PROPIEDAD del estado al cual NUNCA le otorgamos poderes para que nos encerrara ni dictara políticas en masa de cómo debíamos cuidar nuestra salud. El estado se ha quitado su máscara para mostrar lo que siempre ha sido: Un instrumento de matar, oprimir, explotar y legalizar la corrupción. De la misma manera que “voluntariamente” estamos portando las máscaras que nos están matando, “voluntariamente” salimos a votar apara elegir a nuestros asesinos.

Y, hay algo crucial para entender NO existen ni la izquierda ni la derecha, TODOS estos nombres son formas de encubrir una falsa opción para legitimar al estado criminal y asesino. Existen la tiranía y la libertad, no hay nada en el medio. Los políticos de “izquierda” y “derecha” son intercambiables, solo les interesa el poder y vivir o robar del estado. ¿Han escuchado aun solo político de izquierda quejarse de las políticas totalitarias de encierro y de pérdida de todo tipo de libertades? La respuesta es un rotundo NO, ellos son los que piden más encierro en esta FALSA pandemia que ni se atreven a cuestionar.

Can’t think how to get started? Just write the first thing that pops into your head. Anne Encerrar a toda una población, arruinarle su salud, su economía, su vida, sus sueños y alegrías para “protegerle la vida” es una farsa: Todo lo que están haciendo es para matarnos lentamente y rematarnos después con una vacuna. Es una guerra psicológica, con listas de muertos y enfermos todos los días en la prensa y la TV como si nadie se muriera de nada más: Todos los muertos corren ahora por cuenta de eso que ridículamente han llamado “Covid19”. Démosle su verdadero nombre: Falso virus, Falsa pandemia creada por Bill Gates y sus cómplices para ofrecernos la “solución final”: una vacuna contra un virus que si acaso ha matado a los más enfermos y a los más débiles, en unas proporciones minúsculas. ¡Ahora quieren que se vacunen los sanos contra una virus que posiblemente ya porten y que no les ha causado ninguna enfermedad! De esta manera, convertirán un virus inocuo para la mayoría en una sustancia mortífera a través de la vacuna.

A nadie en su sano juicio se le ocurriría que arruinar la economía, los negocios de la gente, dejarla vulnerable y bajo presión, encerrada en la casa como prisión y con un estrés sicológico que no para, día tras día, nos está salvando de algo, lo que están haciendo es destruyendo el mundo en el que existimos: Destruyendo el tejido social, la economía, la salud, cortando de tajo las necesidades humanas más sutiles que nos dan una razón de vivir, tales como celebrar el cumpleaños de la tía Elvira en familia, abrazar y besar a los amigos, reunirnos a compartir una copa, un aniversario, una boda, un nacimiento o un entierro, ir a un cine o a un restaurante, ir de compras, ¡ahora todo eso no solamente quedó prohibido, legislando abusivamente en nuestras vidas. Lo que antes era un motivo de deshago o de satisfacción, ahora lo volvieron un motivo de estrés, como permanecer en filas eternas, alejados el uno del otro, con máscaras que nos impiden respirar, para llenarnos después de “desinfectantes” que estarán matando nuestras bacterias sanas y que jamás servirían ni para espantar al más humilde virus. Además han instalado un régimen DICTATORIAL y TOTALITARIO, por el que nadie votó. Si un gobernante tiene el poder de arruinar y controlar nuestras vidas por medio de decretos, el ESTADO NO FUNCIONA, es un aparato de control y represión. NO existe un estado de derecho solo un estado totalitario que puede seguir haciendo esto con nosotros de aquí a la eternidad si a Bill Gates le da da por propagar un virus cada seis meses. ¡Nos están aniquilando!

Si queremos seguir siendo humanos y seguir como raza humana tenemos que deshacernos de todas estas restricciones, desautorizar al estado que se cree con derecho a poseer nuestras vidas, declararnos en asamblea de poder popular permanente, ser nosotros el gobierno, y cambiar la naturaleza del Estado: El Estado somos NOSOTROS no los representantes fraudulentos que usan el Estado opresor para sus propios fines corruptos, para enriquecerse y engañarnos y para el peor de los fines: Asesinarnos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Create your website with WordPress.com
Get started
%d bloggers like this: